Visita de cuento al Alcázar de Segovia

El Alcázar de Segovia es uno de los más antiguos de España y de Europa, corte de los reyes de Castilla, de nueve siglos de antigüedad, data del siglo XII. De estilo gótico castellano, tras diversos derrumbes parciales fue restaurado, ampliado y decorado al gusto de los monarcas que residían en él y de su época.

Residencia regia, prisión noble, centro de artillería y academia militar, en la actualidad es uno de los monumentos más destacados de Segovia y de España, y de los más visitados, alberga el Museo de Armas y el Archivo General Militar de Segovia, el archivo histórico más antiguo de las fuerzas armadas de España.

El castillo se erige sobre la roca, de ahí su forma irregular, sobre la confluencia del rio Eresma y del Clamores, destaca desde lejos su imponente torre construida por orden de Juan II, de quien toma el nombre, padre de Isabel la Católica. El acceso a la torre con sus 152 escalones en escalera de caracol nos ofrece unas espectaculares vistas de la ciudad de Segovia, de la catedral y la judería.

Su aspecto de cuento nos evoca a las historias de princesas, la similitud con el castillo de la Cenicienta nos hace creer pudo haberle servido de inspiración al mismo Walt Disney.

Es tal su belleza y riqueza arquitectónica que recibe diariamente miles de turistas fascinados por la fortaleza. Y es que bien merece visitar el Alcázar de Segovia al menos una vez.

Aunque podemos disfrutar de vistas impresionantes del Alcázar desde diferentes puntos de la ciudad las mejores son desde la pradera de San Marcos junto al rio Eresma, a los pies del Alcázar. Desde ese punto podemos continuar por la Alameda de la Fuencisla continuando después por la carretera de Arévalo hasta encontrarnos frente a nosotros la Venta de San Pedro Abanto, dónde podremos degustar los platos más tradicionales de la cocina castellana con el marco incomparable del Alcázar de fondo.

Post a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *